La estafa inmobiliaria es un delito que consiste en engañar a una persona en el contexto de una transacción relacionada con bienes raíces, con el objetivo de obtener un beneficio económico ilícito. Las estafas inmobiliarias pueden involucrar la venta, el alquiler o la financiación de una propiedad, y pueden incluir la falsificación de documentos, el uso de identidades falsas, el engaño y la manipulación de información para obtener un beneficio financiero de manera fraudulenta.

Las estafas inmobiliarias

Los estafadores inmobiliarios suelen aprovechar la falta de conocimiento o experiencia de sus víctimas para cometer el fraude. Las estafas inmobiliarias pueden tener consecuencias graves, como la pérdida de la propiedad, la quiebra financiera o el daño a la reputación.

Para evitar caer en estafas inmobiliarias, es importante investigar a fondo a las personas y empresas con las que se está haciendo negocios, verificar la documentación de la propiedad y no realizar pagos anticipados sin haber recibido primero la propiedad o un documento que lo garantice.

Tipos de estafas inmobiliarias.

  1. Fraude de venta: Un estafador ofrece vender una propiedad a un precio muy bajo y solicita un depósito o pago anticipado para asegurar la venta. Una vez que el estafador recibe el dinero, desaparece sin entregar la propiedad.

  2. Fraude de alquiler: El estafador se hace pasar por el propietario de una propiedad y cobra dinero a personas que quieren alquilarla. Una vez que la víctima paga, el estafador desaparece sin entregar las llaves de la propiedad.

  3. Fraude de ejecución hipotecaria: El estafador se hace pasar por un abogado o representante legal y ofrece ayudar a una persona que está a punto de perder su casa en una ejecución hipotecaria. El estafador le pide a la víctima que le pague una cantidad de dinero para «detener» la ejecución hipotecaria, pero en realidad el estafador no hace nada para detener el proceso y desaparece con el dinero.

  4. Fraude de préstamos hipotecarios: El estafador ofrece un préstamo hipotecario a personas con problemas financieros o crédito malo. El estafador solicita un pago inicial para procesar el préstamo, pero después de recibir el pago, desaparece sin otorgar el préstamo.

  5. Fraude de viviendas vacacionales: El estafador ofrece una propiedad de vacaciones atractiva a precios muy bajos. El estafador solicita un pago inicial para reservar la propiedad, pero después de recibir el pago, desaparece sin entregar la propiedad de vacaciones.

  6. Fraude de inversiones inmobiliarias: El estafador ofrece oportunidades de inversión inmobiliaria atractivas con altos rendimientos. El estafador solicita un pago inicial para procesar la inversión, pero después de recibir el pago, desaparece sin realizar la inversión o entregando los rendimientos prometidos.

  7. Fraude de títulos de propiedad falsos: el estafador vende una propiedad utilizando un título de propiedad falso o alterado. La víctima compra la propiedad y paga el precio acordado, pero más tarde descubre que el título es falso y pierde la propiedad.

  8. Fraude de arrendamiento con opción a compra: El estafador ofrece un contrato de arrendamiento con opción a compra en el que la víctima paga una cantidad de dinero por adelantado para tener la opción de comprar la propiedad más tarde. El estafador no cumple con el contrato y desaparece con el dinero.

  9. Fraude de tasación de propiedad falsa: El estafador infla el valor de una propiedad mediante una tasación falsa para obtener un préstamo hipotecario más grande. La víctima acepta el préstamo y paga los pagos mensuales, pero más tarde descubre que la propiedad no vale lo que se le dijo y que ha sido víctima de un fraude.

  10. Fraude de contrato de construcción: El estafador ofrece servicios de construcción y solicita un pago inicial para comenzar el trabajo. Una vez que recibe el pago, desaparece sin realizar el trabajo o sin completar el proyecto según lo acordado.

Tienes otro post parecido sobre cómo detectar y evitar fraudes en el alquiler de una vivienda.

Estafa en la compra sobre plano.

Este es un caso complejo que requiere un análisis detallado y muchas validaciones. Si hay algún riesgo, no merece que apuestes los ahorros de tu vida. Hay que comprobarlo todo. Es obvio que habiendo que comprobar muchos detalles, es más posible que a uno le puedan engañar o simplemente que no se cumplan las promesas. Algunos de los riesgos son:

  • La obra no llegó a terminarse por quiebra.
  • Subida de los costes de fabricación en periodos inflacionistas.
  • No hay un aval o un seguro que garantice las cantidades aportadas.
  • La parcela no está libre de cargas.
  • La parcela está afectada a procedimientos judiciales.
  • La parcela tiene problemas urbanísticos sólo accesibles a expertos.
  • La titularidad del terreno pertenece a otra persona.
  • Se está vendiendo una propiedad que no se está construyendo.

La compra de un apartamento ya existente

En caso de comprar una vivienda ya existente, todo se simplifica: la finca está comprada y levantada, se pueden comprobar las terminaciones y el precio es cierto, libre de riesgo. Cambio de dinero por un bien terminado y comprobable. Algunos de los riesgos de la compra de vivienda terminada son:

  • Cargas ocultas no comunicadas.
  • La existencia de varios titulares.
  • Uno de los titulares se niega a vender.
  • Hipotecas o embargos previos.
  • Deudas con la administración anteriormente adquiridas.
  • La existencia de un contrato de arrendamiento no comunicado.

El propietario, ¿es realmente el propietario?

La forma más rápida y efectiva para comprobar una estafa inmobiliaria es acudiendo al Registro de la Propiedad, donde se puede obtener constancia de la existencia y de las titularidades reales de las propiedades. Es importante verificar que la cantidad aportada a cuenta se haya ingresado en una cuenta bancaria avalada. Solo así se podrá garantizar su devolución en caso que la operación no se concrete.

El alojamiento es demasiado barato para ser verdad.

Debemos analizar el precio del lugar y la oferta de precio debe ser razonable. Los engaños en venta buscan ofrecer viviendas con excelentes precios para atraer y generar un entorno de confianza.

En estos casos, cuando el negociante pide una rebaja por la compra, se le concede con relativa facilidad o se concede alguna premisa a cambio de la firma de erras que será el dinero que te quitarán.

Dinero a cuenta, cómo garantizar las arras.

Las arras pueden depositarse ante un tercero que haga de juez en cumplimiento del contrato principal como mejor forma de garantizar la recuperación caso que el vendedor incumpla su parte. Reconocemos que no es la costumbre, pero hay que decir que sí es lo más prudente.

En todo caso, una buena forma de evitar ser víctima de un fraude es gestionar la compra, venta o alquiler de la vivienda a través de una agencia inmobiliaria que valide todo el proceso y te dé muestra de las validaciones realizadas.

Más información para inversores en Real Estate.

Conozca más sobre la inversión inmobiliaria en Madrid. Lo más importante sobre como comprar casa en Madrid, que las mayores rentabilidades se obtienen de la reforma de viviendas. Determine qué tipo de explotación desea e infórmese sobre los tipos de alquiler para mejorar la rentabilidad.
Tiene un post sobre el apalancamiento financiero en vivienda, la importancia del Property Management y cómo contar con un buen Property Manager que acceda a tipologías de clientes y canales.

¿Necesitas una gestora de alquileres?

Si eres inversor o propietario y quieres profesionalizar el alquiler de tu vivienda, puedes visitar nuestra página para información a propietarios de apartamentos sobre explotación del alquiler. DFLAT aloja ejecutivos de empresas, expatriados y estudiantes máster de alta gama.

Comparte