Para entender un contrato de explotación de vivienda, es necesario conocer la diferencia entre alquiler de temporada y alquiler de vivienda habitual. Es fundamental saber que es un alquiler de temporada.

Si eres propietario de viviendas en Madrid, conoce los servicios para propietarios de apartamentos en Madrid.

¿Qué es un contrato de alquiler de temporada?

El contrato de alquiler de temporada se encuentra dentro de los tipos de contrato establecidos por la Ley de Arrendamientos Urbanos, específicamente, en la categoría de «uso distinto al de vivienda».

El contrato de temporada es, por tanto, un «contrato de explotación de vivienda», al igual que los tradicionales, pero este tipo de contrato se realiza para estancias que no tienen como objetivo establecer un hogar o residencia permanente, sino que regula una estancia temporal para no residentes.

Se caracteriza por tener una duración de tiempo y propósito concretos, como motivos laborales, de estudio o situaciones médicas. La diferencia fundamental entre este contrato y el de vivienda habitual es la transitoriedad, ya que no se persigue que la estancia sea estable.

La duración en el alquiler de temporada.

La Ley no establece una duración específica para el alquiler de vivienda en temporada, pero sí establece que debe quedar definida en el contrato, dejando esta decisión en manos del arrendador y el arrendatario.
En general, se asume que el contrato tiene una duración máxima de un año, aunque existen discrepancias al respecto.

En caso de finalización anticipada del contrato, el propietario podría estar sujeto a una indemnización, a menos que el contrato especifique lo contrario.

Esta indemnización puede equivaler al total de las mensualidades pendientes hasta el final del contrato. Por tanto, conviene cumplir el contrato en su totalidad.

Prórroga o renovación del contrato de alquiler de temporada.

Las prórrogas o renovaciones del contrato de alquiler de temporada están sujetas al acuerdo de ambas partes, pero en caso de acordarse, debe firmarse un nuevo contrato. A diferencia de los contratos de alquiler de vivienda habitual, la renovación en el alquiler de temporada es por un período menor, que debe ser menos de un año, y siempre que se mantenga el propósito original del contrato.

De otra manera, la renovación del contrato de temporada es posible, pero no es en absoluto recomendable.
Es decir, si se concede una renovación por un año, puede entenderse que se está camuflando un alquiler de vivienda habitual con un contrato de temporada renovable anualmente, utilizando el contrato equivocado.

Es importante no exceder la estancia a más de un año y, especialmente, no prolongar el contrato indefinidamente, ya que esto podría llevar a que un juzgado lo considere un arrendamiento de vivienda habitual, incluso si no está estipulado como tal.

Finalización del contrato antes de su fecha de vencimiento.

En los contratos de explotación de vivienda y en ambas modalidades (tanto de vivienda habitual como de temporada), existen razones legales para poner fin al contrato, como el impago de la renta, daños al inmueble, negarse a realizar reparaciones necesarias, causar molestias a otros inquilinos o vecinos, o el cambio de las necesidades de una de las partes. 

No obstante, y al ser un pacto comercial, lo ideal es renegociar el contrato de buena fe. En caso de no ser posible, es fundamental seguir las disposiciones estipuladas en el contrato de alquiler.

En resumen, saber que es un alquiler de temporada te ayudará a acceder a un perfil de cliente que está en una vivienda unas semanas, meses o hasta un año, pero para poder hacerlo bien debes tener un contrato correcto y saber acceder a este perfil de cliente. En este sentido, recomendamos contratar una agencia especializada en el alquiler de temporada.


Más información sobre la rentabilidad del alquiler en temporada.

Destacamos la importancia de contar con una buena empresa de property management en Madrid, una empresa que tenga acceso a diferentes tipos de inquilinos, departamentos de RRHH y no una agencia de calle tradicional, como la mejor manera de maximizar la seguridad y los ingresos.

Puede ponerse en contacto con nosotros para obtener más información sobre la administración de propiedades.


Tu gestora de viviendas en Madrid.

DFLAT aloja ejecutivos, expatriados y estudiantes de alto nivel con contratos de alquiler en temporada y los comercializa propiedades a través de diversos canales: B2C, B2B, agencias de mudanzas, relocation, viajes y canales propios. Ofrecemos listados de apartamentos para empresas, estudiantes y alquileres por semanas o días.

Contacta a tu nuevo gestor de viviendas en Madrid y conoce los servicios para propietarios de apartamentos en Madrid.

 

Comparte