Articulos Recientes

La reactivación del mercado inmobiliario, en especial en las grandes ciudades y en zonas turísticas, ha hecho que comprar vivienda para reformar y venderla posteriormente recupere su atractivo. Te explicamos cómo saber elegir piso.


Elegir vivienda para reformar.


No olvidemos que vender piso en Madrid o en cualquier otra ciudad no deja de ser una inversión y, por tanto, hay que analizar una serie de datos para comprobar si la compra y la reforma nos van a compensar.

Destacamos los siguientes consejos para comprar vivienda para reformar:


1. Investigar el mercado

El precio medio de la vivienda aumentó un 7,6 % en España durante 2017. La cuestión es que esta cifra esconde grandes disparidades entre grandes ciudades, zonas turísticas y el resto. Además, incluso dentro de las zonas que se están revalorizando, hay grandes diferencias entre barrios. De este modo, se impone la conveniencia de realizar una investigación de mercado.


2. Hacer números con gastos mensuales

Ten en cuenta que, mientras tengas el piso, tendrás que afrontar unos gastos mensuales. Los más importantes son: la cuota de la comunidad, la hipoteca, la luz, el agua y el gas.


3. Estudiar hipotecas

La hipoteca que vas a elegir es fundamental para que no te lleves sorpresas desagradables. Las hipotecas pueden ser a interés fijo o variable. Para tomar una decisión tan importante debes informarte sobre las perspectivas a medio plazo. En los próximos años, parece que los tipos de interés van a subir, por lo que deberías considerar ese factor.


4. Revisar fiscalidad e impuestos

Revisar la fiscalidad resulta esencial, ya que supone un gasto adicional sobre la ganancia que tengas en la venta y que te corresponderá deducir, empezando por el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), municipal. Esto hay que calcularlo a través del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) de carácter autonómico, el Impuesto de Plusvalías (municipal) o, directamente, con el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF). 


5. Gastos de la vivienda e influencia en la actividad

Tendrás que hacer el cálculo global de lo que te suponen los gastos de mantenimiento y reforma más el IBI, porque ese es el sobrecoste que tienes que cargar más tus beneficios. Te recomendamos que trabajes sobre una hoja de cálculo y a partir de ahí, la proyección.

6. Tener un remanente

Para que no haya problemas, lo más recomendable es que dispongas de un remanente o un fondo de contingencias que te permita afrontar los gastos. Piensa que, quizás, mientras compras el piso, haces la reforma y finalmente lo vendes puede transcurrir más del tiempo prudencial que habías previsto.


7. Conocer la zona

A la hora de vender piso en Madrid o en otra ciudad, has de conocer el distrito de la ciudad y, dentro de este, el barrio. Las diferencias son tales que el metro cuadrado vale una media de 1.292 euros en Villaverde, un distrito situado a las afueras de la almendra central de Madrid y 4.666 en el barrio de Salamanca, una de las zonas más céntricas y demandadas en la Capital. Como ves, no hay que olvidar esta cuestión.


8. Ser realista

Cuando te planteas restaurar una vivienda para ganar dinero debes ser realista. En primer lugar, porque esta es una carrera de fondo y pasarán varios meses. En segundo lugar, porque el porcentaje que le puedes cargar tiene que ser razonable y no exceder del 20-30 % en el mejor de los casos.


9. No perder el foco

Un error común que se sigue cometiendo en estas operaciones es desviarse del foco principal. Si has comprado una vivienda para reformarla y posteriormente venderla, no cambies de parecer a las primeras de cambio y la alquiles, si no es por una razón muy importante.



Déjate asesorar.


Si estás buscando vivienda para reformar y ganar un dinero, nosotros te podemos ayudar a encontrar ese inmueble que te interesa. La coyuntura a corto plazo del mercado inmobiliario español es interesante y hay que saber aprovecharla.