Toda vivienda requiere de un trabajo de mantenimiento que comprende la limpieza tanto del inmueble como de la ropa de cama (si hubiese), así como todas las acciones que tienen como objetivo conservar o restaurar cualquier elemento para que pueda llevar a cabo el funcionamiento o uso habitual requerido.

El mantenimiento y limpieza de un piso en alquiler implica una mayor satisfacción para el inquilino durante su estancia y son apreciados como parte de la hospitalidad que ofrece el propietario. A su llegada, el inquilino desea encontrar un lugar limpio y ordenado, en perfectas condiciones de orden e higiene.

Así mismo, el inquilino tiene la obligación de comunicar al propietario lo antes posible, si hubiese averías y/o desperfectos en el piso en alquiler, incluso las previsibles, para que pueda encargarse de gestionar su reparación lo antes posible.


Adicionalmente, siguiendo éstos consejos puede ayudar en mejorar la conservación del inmueble:

  1. Ventilar diariamente todas las estancias
  2. Hacer uso responsable y cuidadoso de todos los elementos de la vivienda
  3. Consultar las instrucciones básicas sobre uso de los electrodomésticos
  4. Si se cuenta con radiadores eléctricos y/o aire acondicionado, se recomienda no dejarlos encendidos en el día si no hay nadie, o durante toda la noche.
  5. La temperatura óptima de calefacción es de 20 grados. Es conveniente revisar de vez en cuando el barómetro de presión de la caldera, que debe estar siempre entre 1 y 2. Si es menor que 1 o mayor que 2, puede provocar daños irreparables en la caldera.
  6. Si la cocina tiene vitrocerámica, es aconsejable sólo utilizar productos de limpieza adecuados.
  7. Bajar todos los días la basura

Aspectos como un fallo en la calefacción, un mueble roto, un grifo que no funciona; pueden afectar un piso en alquiler en el día a día. La correcta realización de estos trabajos de mantenimiento, requiere de recursos y, sobre todo de tiempo; que en muchas ocasiones puede resultar complicado y demandar grandes esfuerzos.

Afortunadamente, existen empresas especializadas en la gestión de estos aspectos relacionados con el proceso de alquiler, por lo que ni propietarios, ni inquilinos tienen que preocuparse de este tipo de situaciones, ya que estas empresas se encargan de cualquier tipo de incidencia que suceda durante la estancia.

MadridCheckin es una de esas empresas; conocedoras del elevado coste de mantenimiento y gestión de pisos en alquiler; responsabilizándose de los cuidados inherentes al inmueble como si del suyo se tratase, buscando minimizar esos costes económicos y personales a los propietarios y aportándoles más tiempo y menor esfuerzo.

 


¿Qué ofrece MadridCheckin?

Valor añadido a los propietarios, complementando la labor de alquilar el inmueble y satisfacción durante la estancia para los inquilinos.

  • Revisar que todo esté perfecto, recibir o despedir al inquilino y estar pendientes de resolver todas las necesidades e incidencias para que tanto éste como el propietario puedan estar tranquilos.
  • Ocuparse de las gestiones relacionadas con el mantenimiento y limpieza del apartamento; que requieren un tiempo valioso que el propietario podrá dedicar a otras cuestiones de su vida personal.
  • Al ofrecer al inquilino un servicio profesional, rápido y eficaz, éste no dudará en volver a alquilar el apartamento/piso así como recomendarlo.

Ser un anfitrión de primera dará mayores beneficios al propietario.

  • Paquetes de servicios que pueden ser suficientes para cubrir las necesidades del propietario, pero si necesitara algo diferente, se adaptan a ti.

Puede ser interesante e importante informarse sobre la externalización de la gestión de pisos en alquiler y delegar ésta responsabilidad en profesionales.

Autor

MadridCheckin

Paseo de las Delicias, 43 – 28045 (Madrid)

Tlf: 91 029 32 02