Un alquiler de temporada es la forma más efectiva de obtener un buen trato, sin comprometerte de lleno con el propietario. Todo ello con la garantía de que, por un tiempo determinado, mediante contrato, y bajo la interferencia de profesionales en la materia, tendrás todos los beneficios de una vivienda habitual, ésto visto desde el punto de vista del inquilino; más adelante hablaremos sobre los beneficios para el propietario.

¿Qué es el alquiler de temporada?

Un alquiler de temporada es un arrendamiento que se realiza por un espacio de tiempo determinado y no por tiempo indefinido, como suele hacerse. Estos comúnmente se realizan con la finalidad de tener en claro, mediante contrato, por cuánto tiempo se habitará una vivienda, ya sea un piso o una casa.

Si buscas un alquiler por meses en Madrid tienes que saber que está regularizado a nivel estatal por la ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). En el contrato que se realice debe quedar muy claro el tiempo de duración del mismo, si puede haber algún tipo de prórroga y cuánto tiempo se te dará para abandonar la vivienda.

Beneficios de alquilar un piso por meses

Uno de los mayores beneficios de este tipo de contratos es que el plazo lo estableces tú con el arrendador (según el artículo 9 de LAU). Ambas partes pueden exponer lo que mejor les convenga con respecto a este alquiler por meses. Pueden ser tiempos muy cortos, como dos o tres meses, hasta contrataciones de año y medio, o incluso más.

Igualmente la ventaja para los propietarios es que pueden asegurarse de que sus viviendas estén en buen estado después de pasado el tiempo y, si ha finalizado el contrato, puede decidir si quiere o no renovar nuevamente con esos inquilinos.

Para este tipo de arrendamientos debes tener la mente muy abierta, ya que existen muchos prejuicios alrededor del mismo. No es lo mismo que un alquiler turístico, ya que este se realiza por algún tipo de periodo vacacional, en cambio en el alquiler de temporada la vivienda servirá como un hogar y no simplemente como un hotel.

¿Cómo debe hacerse un alquiler de temporada?

Antes que nada debes tener muy presente que este tipo de alquiler está especialmente pensado para personas que necesitan desplazarse mucho. Por ejemplo, por cuestiones de trabajo o estudios. Sea cual sea la situación debe estar muy bien señalada en el contrato.

Si tienes dudas con respecto a alquilar un piso por meses, puedes leer previamente el artículo 3 de la ley de Arrendamientos Urbanos, en donde se refiere a contratos. El contrato de alquiler por temporada debe ser muy específico para que todos puedan sentirse seguros y no quede ningún vacío legal. Previamente se deben recoger los datos personales de las personas que van a alquilar, las cláusulas del contrato, los artefactos y electrodomésticos que estarán en el vivienda y la firma de ambos en garantía del compromiso.


En DFLAT somos expertos en alquileres por meses en Madrid. Puedes contactar con nosotros y tendrás una buena asesoría garantizada. Las indicaciones de profesionales en el sector te ayudarán a evitar problemas y a gestionar tu arrendamiento más eficazmente.

Anímate a buscar la asesoría de profesionales que te garantice un buen trato. Sobre todo te invitamos a visitar la zona de propietarios de DFLAT. Allí puedes describir tu inmueble y contarás con nuestra compañía en todo el proceso de arrendamiento y en la firma del contrato, que será seguro para ambas partes.

El alquiler de temporada es una estrategia adecuada para las personas que están buscando opciones diferentes en el mercado inmobiliario en Madrid y, sobre todo, que quieren recorrer las mejores opciones del mercado actual. No lo dudes más y cuenta con los mejores profesionales para ganar en seguridad.