El fenómeno de los pisos de alquiler turístico en Madrid se ha instalado con fuerza. Según estadísticas de agosto de 2017, en una sola plataforma web de alquileres para turistas se ofrecían alrededor de 13.000 pisos en el centro de la ciudad, un número tres veces mayor al de 2014.

Semejante crecimiento demuestra que muchos propietarios están interesados en alquilar sus inmuebles bajo esta modalidad. Sin embargo, en este artículo te contaremos algunas razones por las que alquilar tu piso a turistas en Madrid no siempre resulta el mejor negocio.

Las razones del “boom” del alquiler turístico en Madrid

Tal como dijimos, las estadísticas indican un fuerte crecimiento de la oferta de pisos para turistas en Madrid en los últimos tiempos, al extremo de ser la tercera ciudad europea con más alquileres de este tipo (aunque la gran mayoría de ellos infringen la regulación).

Hay varias razones que explican este fenómeno, pero desde la perspectiva de los propietarios de inmuebles señalaremos dos. En primer lugar, la libertad de pacto: se puede alquilar de manera flexible y sin formalidades engorrosas.

Pero el incentivo principal está en la alta rentabilidad: en un escenario de ocupación alta del piso, el rendimiento puede llegar hasta el 30%, mientras que en los alquileres residenciales “normales” la rentabilidad bruta media anual se ubica alrededor del 5%.

Sin embargo, para tener una imagen completa de la situación, también hay que analizar los aspectos negativos del alquiler turístico.

¿Son realmente un negocio?

Ahora bien, si estás pensando ofrecer tu inmueble para alquiler por días, es necesario que tengas en cuenta estos aspectos:

1. Conflictos con los vecinos

En la medida en que tu edificio no esté exclusivamente destinado a pisos turísticos, es muy probable que tengas conflictos con los vecinos “no-turistas”.

Los turistas tienen un ritmo de vida muy diferente a los inquilinos de larga duración. No están acostumbrados a las normas de convivencia del edificio, sus horarios son diferentes y al estar de vacaciones suelen ser más ruidosos y menos considerados con los demás.

2. Regulación

Aunque parece que en Madrid nadie se ha enterado, existe una estricta regulación del alquiler turístico.

Hay una gran cantidad de normas que establecen los requisitos que deben cumplir las viviendas y las posibles modalidades de contratación. También es obligatorio solicitar a la Comunidad de Madrid que autorice previamente la actividad de vivienda de uso turístico.

3. Deterioro y gastos de gestión

Alquilar el piso a turistas se traduce en un deterioro de las condiciones del inmueble muy superior al que se produce en los alquileres de 1 o 2 años.

También debes considerar que los gastos de mantenimiento y limpieza serán mucho más frecuentes.

Posibles soluciones

Con esto no queremos decir que debas descartar por completo la posibilidad de poner tu piso en alquiler para turistas. Pero si lo vas a hacer, es importante que tomes algunas medidas:

Regulación y autorización: Antes de decidir alquilar tu piso por días, verifica todas las normas que regulan los pisos turísticos y asegúrate de que tu inmueble las cumpla. Recuerda que antes de iniciar la actividad necesitas la autorización del gobierno de la Comunidad de Madrid y para ésto debes seguir un proceso de solicitud. Para más información, sugerimos visitar el Portal del Ciudadano.

Contrata a un especialista: el hecho de que un profesional se encargue de gestionar las reservas, entradas y salidas de los turistas inquilinos puede ayudarte a evitar el desgaste temprano de la vivienda, entre otras cosas.

Modelo de Contratación de pisos a medio o largo plazo: Ésta alternativa es quizás la más segura y más acertada para mucho casos, ahorrarás en tiempo de gestión del piso y en la obtención de los permisos legales que acarrea un alquiler turístico.

Es común pensar que a parte del alquiler de tipo turístico o residencial no existen otras opciones cuando en realidad hay al menos tres tipos de alquiler de vivienda y cada uno puede ofrecerte beneficios distintos de acuerdo a tu objetivo como propietario.


Muchas personas no lo creen pero un alquiler por temporada (alquileres de máximo un año de estadía) puede ser mejor y más rentable en el tiempo, eso sí, siempre será un beneficio seguro si lo gestionas de la manera correcta y con el asesoramiento de un profesional.

Si todavía te quedan dudas sobre la posibilidad de alquilar tu piso de manera temporal, consúltanos: en DFLAT Madrid somos especialistas en servicios de alojamiento de éste tipo y con gusto te ayudaremos a rentabilizar tu piso de manera sencilla y segura.