Entre los impuestos por adquisición de inmuebles nos encontramos con el impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP), por eso hoy queremos explicarte qué es el ITP, cómo se paga y a quién va destinado.

Es uno de los gastos por compra de vivienda que debes tener en cuenta. Nuestra legislación lo contempla desde hace años, pero en los últimos tiempos se ha hablado más de él debido en gran medida a su aplicación también para quienes tienen alquilada una vivienda.

Durante mucho tiempo, las comunidades no habían prestado demasiada atención a su recaudación, pero recientemente se ha iniciado una campaña para que sí se haga. Por ello, te vamos a explicar todo lo relacionado con este gravamen.

Qué es el ITP

El impuesto de transmisiones patrimoniales es una carga que repercute sobre todas las personas que realizan operaciones en las que se necesita realizar un pago por adquirir ciertos derechos sobre el patrimonio de un sujeto físico o jurídico.

Por este motivo, las personas que alquilen tanto viviendas como locales comerciales están afectadas por este tipo de impuesto, ya que por su alquiler pagas una mensualidad al propietario.

Aunque el ITP está en vigor desde el año 1993, su pago ha sido prácticamente simbólico. Y es que casi ninguno de contratos de alquiler está regulado con este gravamen al desconocer los inquilinos esta carga o los propios dueños del inmueble que tampoco saben que deben declararla.

Quiénes deben pagar los impuestos por adquisición de inmuebles o alquiler de los mismos

Te recordamos que todas las personas físicas o jurídicas que reciban los derechos de patrimonio de otra tienen la obligación de pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales. Por ello, en el caso del alquiler será siempre el arrendatario quien está obligado a hacer frente a esta carga fiscal.

Pero también es uno de los gastos por compra de vivienda más habituales. El gobierno legisla cómo se aplica este impuesto, aunque como ha cedido su gestión a las Comunidades Autónomas, son estas quienes deciden el importe a pagar.

¿Qué más abarca el ITP?

Te hemos explicado las principales aplicaciones del impuesto de transmisiones patrimoniales, pero también se aplica a otros campos, como pueden ser las operaciones societarias. Además, el ITP recae sobre los actos jurídicos documentados. Es decir, todos los documentos en los que sea necesario un notario.

Cómo se calcula

Existen unos mínimos marcados por el Gobierno central que te mostramos a continuación, aunque la palabra final la tiene cada Comunidad Autónoma.

Se pagará un uno por ciento de la transmisión patrimonial en el caso de operaciones societarias, un seis por ciento si se trata de bienes inmuebles y un cuatro por ciento si hablamos de muebles.


Te hemos explicado en qué es el ITP o impuesto de transmisiones patrimoniales y, como has podido comprobar, tiene un gran abanico de aplicaciones. Cabe destacar el desconocimiento que mucha gente tiene de él si se trata de casos como los de alquiler. Lo mejor es que, si tienes alguna duda sobre su aplicación, consultes y busques el asesoramiento de profesionales.