Madrid, una ciudad que a primera vista, desnuda, parece desvelarlo todo rápidamente, no es lo que parece. Un lugar cautivador, que aunque tiene cientos de regalos para los ojos, esconde muchos rincones esperando a ser encontrados. Como si de una mujer se tratara, una vez has visto el exterior, tienes que conocerla a fondo, sin prisa. En tu primera visita, permítete conocer Madrid de golpe, pero la segunda visita… Ya conoces Colón, El Retiro, te has recorrido el Paseo de la Castellana y has estado en la terraza de Bellas Artes, ahora, toca esforzarse.

Cosas que ver en Madrid en tu segunda visita.

En Madrid, como en cualquier otro sitio de España, la comida juega un factor importantísimo así que tienes que probar la buena cocina Madrileña, que aunque no tiene la fama de la Vasca o Andaluza, es riquísima. El cocido madrileño, un plato enseña de la capital, es un guiso de garbanzos con legumbres y carne. Sin duda hay docenas de sitios en los que puedes comer un buen cocido, pero nosotros queremos que vayas al mejor, “La Daniela” una taberna Madrileña donde las haya y con el mejor cocido de Madrid, puede elegir a cual ir, en el centro en Cuchilleros 9 o Plaza de Jesús 7, por el Santiago Bernabeu en la calle Gutierrez Solana 2 o nuestro preferido en particular en la Calle General Pardiñas 21, perpendicular a la famosa calle del pintor Goya.

Mercado_de_San_Miguel

Hablando de comida, los mercados de Madrid no pueden faltar. El mercado de San Marcos, en el centro de Madrid es un regalo para los ojos del que fue arquitecto Eiffel, pero hay mercados que son mejores para el paladar. El mercado de San Antón en pleno centro, tiene distintos comercios en la planta de abajo, en la primera, un montón de puestos; tanto si te apetece sushi, como comida mexicana, como un buen pintxo, aquí lo tienes todo. Y arriba una terracita al aire libre con unas vistas a callejuelas de Madrid que merece la pena. Otro mercado es el de San Idelfonso, un ‘must’ de Madrid. Aquí encontrarás puestos de comida Española de todos los rincones; mariscos, tortillas, croquetas, jamón, migas, de todo. Con unos patios interiores preciosos, no puedes perdértelo. (Apunte: Tienen unas de las mejores margaritas de Madrid, por si se anima la noche).

Por último y no menos importante, justo junto a Plaza Mayor, para ponértelo fácil cuando andes por el centro, el mercado San Miguel; 1.200 metros cuadrados de construcción de hierro de principios del siglo XX, es el templo gastronómico más visitado de la ciudad.

Calle_de_Toledo

Después de comer tanto, hace falta bajar la comida, ¿No? Uno de los paseos más bonitos de Madrid es el de la Calle de Toledo. Cruzando la Puerta del Sol, la calle empieza en la Plaza Mayor a través del arco de Cofreros, el que antaño era el camino por el que se abastecía a la ciudad de Madrid con productos del Sur. Una calle estrecha del casco antiguo, con muchos bares y pequeños comercios que te llevará hasta el río Manzanares. Lo que nos lleva a otro paseo precioso, el de Madrid río. Aunque digan que a Madrid le falta la playa, tenemos el Manzanares y no nos hace falta más. Así que encuentra un hueco para pasear por nuestro apartado río y alejarte del turismo en Madrid. Hay unas terracitas preciosas con unas vistas alejadas del centro que merecen la pena.

Iglesia_de_los_alemanes

Si te gusta el arte, Madrid tiene su propia Capilla Sixtina. En la iglesia de San Antonio de los Alemanes entre los distritos de Gran Vía y Tribunal, es una obra de arte en todos los sentidos. De arte barroco, todas las paredes, incluyendo la capilla, están cubiertas de pinturas en fresco que solo pueden descubrirse si te adentras mas allá de su sobria fachada. Sin duda es uno de los secretos mejor guardados de Madrid. Por supuesto, no podemos dejar de mencionar, que si en tu primera estancia en Madrid no visitaste el Museo del Prado, la mayor pinacoteca de los siglos XVI y XVII, no lo debes dejar pasar en tu segunda vez. Ahora, si te gusta mas el arte moderno y contemporáneo, el Museo Thyssen es tu lugar.

Por último, si lo que te apetece es ver algún espectáculo, pasarlo bien y reírte, la capital es el centro de España, y como no podía ser de otra manera, tenemos algunos de los mejores de cada casa. Aunque Madrid no sea la cuna del flamenco, tenemos a algunos de los mejores bailarines de España, y para que bailen, algunos de los mejores tablaos. Casa Patas es un bar castizo con un tablao de flamenco en Tirso de Molina y es de los mejores de Madrid, perfecto para si quieres bailar, dar palmas, y conocer el Madrid profundo. Si quieres reírte de verdad, tenemos los mejores monólogos de Madrid a un paseo del centro en La Chocita del Loro, en Hermosilla o Gran Vía; un lugar espectacular para pasar un rato de risas en buena compañía.

Madrid es una ciudad que se deja querer, y que quiere darse a conocer, dale el tiempo que se merece y te acogerá como si fuera tu segunda casa.

Artículo Dflat - Tu segunda visita a Madrid 2