La plaza de Cibeles ubicada en el centro de la ciudad, es uno de los lugares más importantes y simbólicos de Madrid, ya sea que tu viaje a la capital española sea por turismo, negocio, placer o cambio de residencia, en tu lista de cosas por hacer en Madrid, debes agregar una visita a Cibeles.

Desde el siglo XVI, el lugar que ocupa la plaza era punto de unión de dos paseos muy conocidos para los madrileños de la época, al estar en zonas retiradas y no formar parte de su vida diaria, servían de espacios recreativos para los días de buen tiempo. Esos puntos los conocemos hoy como: paseo de Recoletos y paseo del Prado.

Su excelente ubicación le permite ser el centro de dos ejes principales de Madrid, el eje Prado-Recoletos que tiene a un lado el Museo del Prado y al otro la plaza Colón y el eje Alcalá que tiene a un lado Puerta del Sol y Gran Vía y al otro Puerta de Alcalá y Parque del Retiro.

El principal atractivo de la plaza es la Fuente de Cibeles, fue diseñada por el arquitecto Ventura Rodríguez en 1782 y muestra a la diosa Cibeles sobre un carro tirado por leones. Un dato curioso de este monumento es que en sus inicios sirvió para abastecer de agua a los madrileños y en 1895 fue trasladada hasta el centro de la plaza y pasó a convertirse en un elemento decorativo.

Los edificios que rodean la plaza fueron construidos entre el siglo XVIII y el siglo XX, albergan gran parte de la historia de Madrid y son parte fundamental del patrimonio español:

Palacio de Cibeles

Fue construido en 1917 y se inauguró en 1919, funcionó como sede central de correos y telégrafos hasta que recientemente fue reformado para albergar el Ayuntamiento de Madrid y el centro cultural CentroCentro. Lo que más se destaca del palacio es su monumental fachada principal. Puedes visitarlo y subir a la terraza para contemplar las vistas de la ciudad desde su mirador.

Palacio de Buenavista

Construido en 1777 por el duodécimo duque de Alba, es el edificio más antiguo de los 4 que rodean la plaza, también es el menos visible porque está rodeado por una zona arbolada. Luego de ser el hogar de los duques de Alba, se cedió al Ministerio de la Guerra y actualmente es la sede del Cuartel General del Ejército de Tierra y no puede ser visitado.

Banco de España

Anteriormente estaba ubicado en la calle Atocha, pero debido a su crecimiento adquirieron el solar donde se levantaba el Palacio de Alcañices, la inauguración del nuevo edificio fue en 1891. Su imponente fachada tiene un aspecto sobrio, su interior alberga una colección de pinturas que incluyen obras de Goya, Madrazo, Zuloaga, Maella, Mengs, Sorolla y Vicente López.

Palacio de Linares

Construido bajo las órdenes del marqués de Linares, se inauguró en 1900, tras 23 años de obras. Su exterior es característico de los palacetes del siglo XIX y en su interior hay diversas piezas que tienen un valor incalculable. Actualmente el palacio alberga la Casa de América, institución que fomenta las relaciones culturales entre España y América Latina, además de todo tipo de eventos comerciales o institucionales.

Otro dato curioso de la fuente es que al menos desde 1962 era el lugar donde los aficionados del Club Atlético de Madrid celebraban los títulos obtenidos por su equipo, pero en la década de los 80 la fanaticada del Atlético mudó sus celebraciones a la Fuente de Neptuno, esto fue debido a que el Real Madrid también comenzara a celebrar sus triunfos en la Fuente de Cibeles.

Como ya lo hemos dicho, Cibeles posee una excelente ubicación, siendo esto beneficioso para los turistas y residentes de la zona, debido a que cerca hay un sinfín de bares, comercios y restaurantes, varias estaciones de metro y diferentes líneas de autobuses, además de que todos los buses nocturnos, mejor conocidos como búhos de Madrid, parten desde la plaza hacía diferentes destinos.