Con más de 15.000 árboles de diferentes especies y 125 hectáreas, se puede decir que el Parque del Retiro es el pulmón de Madrid, aunque en la ciudad haya otros como Madrid Río, Parque del Oeste, la Casa de Campo o los Jardines de Sabatini, el Retiro es el favorito de los turistas gracias a su céntrica ubicación, siendo el escenario de varias actividades y uno de los lugares más visitados (y románticos) de la ciudad.

La historia del parque comienza en el siglo XVII cuando el Conde-Duque de Olivares, ideó un espacio para el rey Felipe IV y su corte en torno al Monasterio de los Jerónimos. Su uso como parque urbano se remonta a 1767, año en el que Carlos III permitió la entrada al público para efectos recreativos, pero no fue hasta la revolución de 1868 que se abrió el recinto al público de manera permanente y en 1935 fue declarado Jardín Artístico – Histórico.

Con 400 años, el Parque del Buen Retiro alberga numerosos caminos que recorren toda su extensión, además entre sus elementos arquitectónicos e históricos puedes disfrutar de esculturas, monumentos dedicados a personajes ilustres, plazas, instalaciones deportivas, estanques de diversos tamaños, terrazas donde puedes tomarte algo y un sinfín de cosas más para el disfrute de turistas y residentes.

Aquí te describiremos un poco sus elementos más importantes, así tendrás una idea cuando visites por primera vez el parque:

El Estanque Grande existe desde su inauguración y ofrece varias actividades como barcas de remo durante el día, aula solar y la Escuela Municipal de Piragüismo para niños y jóvenes de 7 a 17 años. El Estanque no sería lo mismo sin el Monumento a Alfonso XII, un proyecto del arquitecto José Grasés Riera que data del siglo XX, con estos dos elementos tus fotos parecerán postales.

La construcción del Palacio de Cristal se realizó en 1887, es una construcción de hierro y cristal que sirve como sala de exposiciones, lo más hermoso del palacio es la integración de su estructura con la naturaleza que lo rodea. Igual que el Palacio de Cristal, el Palacio de Velázquez alberga exposiciones temporales del Museo Reina Sofía, su exterior está formado por ladrillos de dos tonos y azulejos vistosos.

Uno de los lugares más tranquilos del Retiro es los Jardines de Cecilio Rodríguez, un jardín vallado donde podremos encontrar pequeños estanques, surtidores de agua, esculturas, enredaderas que trepan por columnas y pérgolas. Otro jardín que vale la pena visitar es la Rosaleda, construido en 1915, alberga 4.000 ejemplares de rosales en sus aproximadamente 0.8 hectáreas.

En una reforma realizada al parque en el siglo XVIII, se construye el jardín Parterre, allí se encuentra el Ciprés Calvo, una especie muy exótica que tiene la particularidad de que no pierde las hojas todos los años, sino sólo algunos; se dice que podría tener alrededor de 400 años y que se encuentra en el parque desde sus inicios, convirtiéndolo en el árbol más antiguo de Madrid.

Dentro del parque se encuentra el Reservado del Rey, un jardín que incluye los deseos del rey Fernando VII como la Montaña Artificial, ubicada al noroeste del parque, la Casita del Pescador, una construcción sostenida por una plataforma en medio de un estanque pequeño y la Casa del Contrabandista, actualmente conocida como el Florida Retiro, que después de su remodelación funciona como restaurante, terraza y sala de espectáculos.

Estatua del Ángel Caído - Parque del retiroUno de los monumentos más destacados es el Monumento al Ángel Caído, se dice que es la única escultura en el mundo que representa al diablo, la escultura refleja el momento en el que el ángel caído es expulsado del paraíso. Cerca de este monumento se encuentra el Real Observatorio de Madrid, fue creado como centro de estudio de astronomía, actualmente funciona como museo y está abierto al público.

Otros elementos que destacan en el Retiro es la Fuente de los Galápagos, que fue encargada por Fernando VII para conmemorar el primer año de vida de su hija Isabel II, el Templete, un quiosco donde puedes disfrutar de conciertos de música los domingos por la mañana y el Teatro de Títeres que está ubicado muy cerca de la entrada por la Puerta de Alcalá, cuenta con una programación anual permanente, y su acceso es gratuito.

Tras los atentados del 11 de marzo de 2004 en la estación de metro Atocha, se construyó el monumento Bosque del Recuerdo, en homenaje a las víctimas ubicado en la zona suroeste del parque, está cerca de la estación de Atocha y consiste en una ría de agua rodeando una colina sobre la que hay 192 árboles de cipreses y olivos, uno por cada víctima.

En el parque también se celebran eventos muy emblemáticos para la ciudad como la Feria del Libro o los fuegos artificiales de San Isidro, además en los alrededores puedes alquilar una bicicleta y disfrutar de paseos por el parque. Por su céntrica ubicación hay varias líneas de autobuses y en la estación de metro que está dentro del parque puedes tomar la línea dos.